NUESTRO BLOG

Desde 1999, Cerro Castor se ha posicionado como uno de los centros de esquí más importantes de nuestro país. Como siempre decimos, Ushuaia tiene la mejor nieve de Latinoamérica y Cerro Castor es el lugar donde podés disfrutarla al máximo.

De la mano de la nueva identidad visual de Ushuaia, nació Usupin. La primera mascota oficial de una ciudad argentina.

Desde Visit Ushuaia se busca resaltar el valor de los elementos como composición indispensable de la magia de la ciudad. Los elementos son el principio de todo.  Por eso, Ushuaia encara a partir de ahora una nueva imagen para acercar nuestra naturaleza a todo el mundo.

 

Se acerca el invierno y, sin dudas, comienza una de las mejores épocas para visitar el Fin del Mundo. Ushuaia con nieve es mágica y el invierno es ideal para  recorrer cada uno de sus paisajes y rincones.

El invierno está llegando a Ushuaia y es, sin duda, una época única para visitar Fin del Mundo.

Si bien el clima es ventoso, con buen abrigo el frio no es un problema mayor para viajar a Ushuaia en Invierno. Las temperaturas oscilan en no más de 1º, con mínimas que pueden llegar a los -10º. Acá te contamos qué ropa traer al Fin del Mundo.

¿Sabías qué en Ushuaia la nieve es mundialmente reconocida como la mejor nieve Argentina? Esto se debe a la latitud en la que se encuentra la ciudad. En invierno se puede disfrutar de una gran cantidad de centros invernales y actividades propias de la temporada como esquí, snowboard, caminatas nocturnas en la nieve, paseos en trineos tirados por perros, entre muchas otras más. Ushuaia en invierno es un mundo por descubrir

Vivir un invierno en Ushuaia es una experiencia única e inigualable, invita a disfrutar de la nieve, a recorrer paisajes blancos y a buscar el calor del fuego.  Descubrir los rincones más australes del mundo bajo la nieve será un recuerdo para toda la vida. Te compartimos las mejores actividades y excursiones para disfrutar de un invierno único en el Fin del Mundo:

1.     LAGOS OFF-ROAD INVERNAL

Esta excursión ofrece un día completo de actividad en la nieve, en la montaña y en el bosque a bordo de una Land Rover Defender que nos llevará a conocer sitios famosos por su belleza y las características únicas de su naturaleza.

Las vistas detrás de la Cordillera de los Andes, los lagos Escondido y Fagnano, donde tenemos nuestro refugio, la famosa carne Argentina asada en el bosque junto con el buen vino argentino prometen un descanso a esquiadores y un día de alegría a las familias.

Opcional: En esta excursión podrás visitar un centro invernal y disfrutar de una actividad con trineos o motos de nieve.

2. NAVEGAR EL CANAL BEAGLE, LA POSTAL IMPERDIBLE

Si bien esta excursión se puede realizar durante todo el año, navegar el Canal Beagle con los colores del invierno y con toda la nieve de fondo, es una experiencia mágica.

La navegación comienza en el Muelle Turístico de Ushuaia, disfrutando de la vista panorámica de la costa de la ciudad. La navegación permite acercarse a la isla de Los Lobos y a la isla de Los Pájaros. Luego, hacia el Faro Les Eclaireurs desde donde se inicia el regreso a través del Paso Chico.

3. EXPERIENCIA NIEVE Y FUEGO

Esta excursión nos permite adentrarnos en el Valle Tierra Mayor. La travesía es única: comenzaremos cruzando el valle en medio de la noche invernal por un camino de antorchas que nos marca el ingreso al bosque hasta llegar al refugio, donde el cocinero nos espera con un plato casero cocinado al fuego, vino caliente y la especialidad de la noche: “el café del Hachero”. La cena es matizada con una guitarreada.

4. EXPERIENCIA AVENTURA BLANCA

En el corazón del Valle Tierra Mayor iniciamos la travesía en trineos tirado por Huskies. Atravesaremos el  valle para ingresar al bosque por un antiguo camino de leñadores, arribando finalmente al refugio del Hachero (pequeña cabaña de troncos calefaccionada a leña). Allí nos despedimos de los Huskies y nuestro guía nos ayuda a calzarnos las raquetas para caminar por el bosque hasta la cascada de Hielo del Glaciar Alvear y el mirador del Valle. El regreso al refugio es más rápido y divertido ya que es cuesta abajo. En el refugio recuperamos energías con un chocolate caliente. Desde el refugio del hachero regresamos al valle Tierra Mayor caminando con raquetas. 

El famoso presidio de Ushuaia fue una cárcel que funcionó en la ciudad entre los años 1904 y 1947. Se trato de una de las cárceles con más seguridad en nuestro país debido a las condiciones climáticas y el aislamiento geográfico de la provincia de Tierra del Fuego. También, se dice que era una de las cárceles más temidas.

El penal llegó a tener cinco pabellones y alojó a más de 600 presidiarios distribuidos entre 386 pequeñas celdas (dobles e individuales). Los reclusos recibían educación primaria, en caso de no tenerla, y una retribución económica por los trabajos realizados. Estos tenían que ver con la carpintería, herrería, imprenta, mecánica y zapatería. A su vez, otros trabajaban en la tala de árboles para leña. La leña la obtenían del actual Parque nacional Tierra del Fuego, al cual llegaban en un pequeño tren que sólo se utilizaba para transportar a los reclusos. ¿Sabés de qué tren estamos hablando? Sí, esta es la historia, también, del famoso y mítico Tren del Fin del Mundo.

Entre sus reclusos más reconocidos, se destaca Cayetano Santos Godino, apodado el Petiso Orejudo. Fue un joven argentino que protagonizó los primeros asesinatos en serie en nuestro país. También el homicida múltiple Mateo Banks y el anarquista Simón Radowitzky, condenado a cadena perpetua por el atentado que mató en 1909 al jefe de policía Ramón Lorenzo Falcón.

Imagen de Wikipedia

Si seguimos con las curiosidades, vale la pena decir que el penal fue cerrado en 1947 por órdenes del Presidente Juan Domingo Péron. En ese momento, el director del presidio fue Roberto Pettinato, padre del reconocido músico y conductor. Desde ese momento y hasta 1994 el presidió se utilizó como base de operaciones para uso militar.

Luego de varios años, una asociación civil de Ushuaia consiguió que la Armada Argentina abandonara el uso militar del predio como del edificio del presidio. En ese momento, y gracias a la colaboración de las autoridades, se inauguraron en el edificio dos museos: el del Presidio y el Museo Marítimo de Ushuaia. En el mismo predio, y desde 1996, funciona  el Museo de Arte Marino Ushuaia.

Actualmente el museo es considerado Monumento Histórico Nacional por el Congreso de La Nación y es una excursión imprescindible en tu visita a Ushuaia.

Si estás planificando tu viaje a Ushuaia, seguramente te estés preguntando cuál es la mejor época para visitar la ciudad. Y, según la época en la que viajes, de eso dependerá las excursiones que vas a poder realizar.

Si bien es cierto que el “Fin del Mundo” se puede visitar los 365 días del año, Ushuaia es uno de los lugares que más varia según la época en la que viajes.

Cada una de las cuatro estaciones se instala de una manera muy marcada y cada época se vive de una manera única y especial. En invierno destacan las actividades con nieve y las noches largas, y en verano, las rutas de senderismo y los días eternos. 

Excursiones recomendadas en Ushuaia según la época del año:

En invierno (junio a septiembre) te vas a encontrar con todos los centros de esquí funcionando ya que la nieve de Ushuaia es una de la mejores de Latinoamérica. En invierno, la geografía y las temperaturas frías invitan a practicar esquí, tanto alpino (en descenso) y de fondo (en terreno llano). También, es posible realizar excursiones en trineo, realizar caminatas con raquetas sobre la nieve y exploraciones nocturnas. Acá te compartimos algunas actividades sugeridas para realizar en invierno.

Tanto la primavera (septiembre – diciembre) como el verano (diciembre-marzo) son épocas ideales para realizar actividades al aire libre, especialmente caminatas y rutas de senderismo teniendo en cuenta que los días son largos y el clima es muy ameno.   Por eso, desde comienzos de la primavera hasta el otoño se puede realizar circuitos de trekkings, cabalgatas, pesca deportiva y actividades exteriores como excursiones con mountain bike y más.

Además, el buen clima y los días despejados permiten disfrutar de excursiones a parajes naturales únicos como la Laguna Esmeralda, el Lago Fagnano y a los glaciares fueguinos.

Desde noviembre y hasta abril, también, es la mejor para disfrutar de la temporada de pingüinos en Ushuaia.

Pero como mencionamos anteriormente, Ushuaia se puede visitar durante todo el año. Las navegaciones por el Cana Beagle, excursiones al Parque Nacional Tierra del Fuego, las estancias de los primeros poblados o un viaje a bordo de mítico Tren del Fin del Mundo se puede realizar en cualquier época del año. Viajes cuando viajes, la naturaleza de Ushuaia te va a apasionar.

En resumen… ¿Te estás preguntando cuándo viajar a Ushuaia? Todas las estaciones tienen su encanto en el Fin del Mundo.

El Chaltén es uno de los enclaves naturales más alucinantes de nuestro país. Se trata de un área natural única donde predominan macizos de piedra, lagos cristalinos y naturaleza en estado puro. Sin dudas, un  paisaje patagónico sorprendente e inolvidable. Todo esto coronado por el monte Fitz Roy y el cerro Torre.

El Chaltén se encuentra en la provincia de Santa Cruz, en el corazón del Parque Nacional Los Glaciares y es considerado la capital nacional del trekking.

Se puede accede muy fácilmente a El Chaltén desde El Calafate ya que se encuentra a 220 kilómetros. De hecho, la ruta que une ambos puntos  es considerada una de las más bellas del país debido a las deslumbrantes vistas que se tiene de los picos Fitz Roy y Torre. A su vez, es muy fácil ver guanacos y liebres por la ruta 40.

El Chaltén se puede visitar en una excursión de un día desde El Calafate pero, también, se puede hacer base allí y explorar más aún la región. Hay decenas de circuitos de trekking y, también, es posible realizar actividades como pesca deportiva, cabalgatas o caminatas sobre hielo, según la época del año.

QUÉ VER EN EL CHALTÉN:

Te compartimos todas nuestras recomendaciones para visitar el Chaltén en un día y aprovechar al máximo la visita. Todas nuestras opciones parten desde El Calafate a las 7:00 de la mañana, en un vehículo privado. El regreso comienza a las 17:00 horas.

> CHORRILLO DEL SALTO, MIRADOR DE CÓNDORES Y ÁGUILAS

Una vez arribados a El Chaltén, nos dirigimos hacia el Chorrillo del Salto. Se encuentra a 4 km y desde ahí, se podrá disfrutar del encantador paisaje y una cascada natural de 20 metros de alto en medio de la cordillera.

Luego del almuerzo, los pasajeros que lo prefieran podrán optar por recorrer  los senderos con guía al Mirador de los Cóndores y Mirador de Las Águilas.

> TREKKING LIBRE

Desde El Chaltén, visitaremos Pudú Lodge y desde aquí los pasajeros podrán realizar caminatas libres por los senderos auto guiados que conducen a los miradores más bellos del Fitz Roy ó del cerro Torre (Laguna Capri, Mirador Torre, etc.). Asesoraremos sobre las distintas opciones en función del estado físico de cada pasajero y  entregaremos mapas de los senderos habilitados.

> NAVEGACIÓN VIEDMA LIGHT

Una vez arribados en El Chaltén, visitaremos hacia el Chorrillo del Salto.

Después del almuerzo nos dirigiremos al puerto de Bahía Túnel para comenzar una navegación de 2 horas frente al Glaciar Viedma, actualmente el más grande del parque nacional. 

> LAGO DEL DESIERTO // GLACIAR VESPIGNANI

Luego de arribar a El Chaltén, tomaremos la Ruta 23 para internarnos en la Cordillera. Arribaremos al Lago del Desierto donde embarcaremos para navegar a la Reserva Vespignani. En la Reserva, se podrá caminar por un bellísimo sendero, perfectamente señalizado, hasta la base del glaciar.  Esta opción permite acceder al pie del glaciar Vespignani, el más grande e imponente del Lago del Desierto, desde donde se podrá disfrutar de una increíble vista de altura de la cara norte del cerro Fitz Roy.

Importante: Se recomienda llevar ropa y calzado cómodos ya que se trata de ambientes y senderos agrestes y húmedos

Ubicado a sólo 80 kilómetros de la ciudad de El Calafate, el Glaciar Perito Moreno es uno de los sitios más emblemáticos de nuestro país.

El glaciar se puede visitar durante todo el año y es, sin dudas, uno de los paisajes más imponentes de la Patagonia. Contemplar kilómetros y kilómetros de hielo que se desprende haciendo vibrar la tierra y mostrando una infinidad de todos azules es una experiencia inolvidable y que emociona a quien la vive.

Hay muchas maneras de visitar el Glaciar Perito Moreno y cada experiencia permite descubrirlo de una manera distintas y original. Si hay algo que tienen el glaciar es que es único y maravilloso.

La manera más simple y fácil de contemplar el glaciar es realizando una excursión desde El Calafate y descubrirlo desde las pasarelas que lo recorren en diferentes direcciones.  Las pasarelas del parque nacional son cómodas y están adaptadas para que todos los viajeros puedan disfrutarlas.
Las pasarelas se pueden recorrer en varios sentidos y cuentan con distintos recorridos, miradores y balcones exclusivos para obtener las mejores vistas del glaciar. Sin dudas, es una excelente manera para disfrutar el glaciar desde distintas perspectivas. 

Las pasarelas en total recorrer 4.7 kilómetros dentro del Parque Nacional. Desde los  miradores y balcones desde donde se pueden apreciar las diferencias de texturas del hielo y el color azul profundo del glaciar con sus tonalidades varias. 

Es importante tener en cuenta que desde las pasarelas es muy posible presenciar y sentir las famosas rupturas del Glaciar Perito Moreno. Sobre todo, en época de desprendimientos.

Si bien las pasarelas son la excursión más simple y cómoda para explorar el glaciar, no es la única forma manera de aproximarse.

Si querés sentir el glaciar desde cerca, caminarlo y navegar entre sus imponentes bloques de hielo, te recomendamos realizar alguna de estas excursiones para vivir el Perito Moreno de una manera única e inolvidable:

Esta excursión está dirigida a personas que desean disfrutar del entorno natural de los glaciares sin la necesidad de realizar un esfuerzo físico importante.

Se trata de una experiencia exclusiva Full Day abordo del Crucero Leal. Ideal para aquellos viajeros que deseen conocer el Glaciar Spegazzini, el Glaciar Upsala o el Glaciar Perito Moreno de una manera más íntima.

Esta navegación, que parte de Puerto Bajo Las Sombras, brinda la posibilidad de observar con una perspectiva totalmente diferente las impresionantes paredes del Glaciar Perito Moreno y sus continuos derrumbes sobre las aguas del Lago Rico.

Ideal para quien quiera navegar entre los glaciares y adentrase un poco más por sus brazos y canales.

El Glaciar Upsala es uno de los más importantes del Parque Nacional Los Glaciares, y el segundo en tamaño de Argentina.

La Upsala Kayak Experience se realiza íntegramente en el canal Upsala del Lago Argentino y permite navegar en kayaks de travesía dobles con la posibilidad de avistar icebergs gigantes.

En esta travesía, luego de cruzar el Brazo Rico, los guías de montaña nos conducirán aún más cerca del glaciar para tomar los crampones e iniciar la travesía de aproximación

>> Descubrí todas nuestras excursiones y actividades recomendadas en El Calafate. <<

¿Pensaste alguna vez cómo sería despedir el año en el Fin del Mundo? Sin dudas, celebrar las fiestas en la Patagonia es algo único. Es la oportunidad para hacer un balance del año rodeados de naturaleza, disfrutando de la calma y de la tranquilidad de Fin del Mundo y del bosque fueguino.

Ushuaia es una ciudad divina y para las fiestas su belleza se potencia. Decoraciones navideñas, días largos, atardeceres inolvidables y paisajes únicos. El Fin de Mundo es un lugar que apasiona y las fiestas son una excelente fecha para conocerlo.

A su vez, es una ciudad con una gran variedad de oferta gastronómica. Por eso, las fiestas son una excelente excusa para dejarse conquistar por el sabor de la centolla y de los frutos de mar.

Vivir fin de año en el Fin del Mundo no es algo que ocurre todos los días. Por eso, es una experiencia única, épica e inolvidable. La sola idea de despedir un año y comenzar uno nuevo mientras se navega el Canal de Beagle o se disfruta de los miradores de montaña estremece al corazón del viajero más experimentado.

“Ushuaia, fin del mundo, principio de todo”. Ese es el lema de ciudad y estamos seguros de que es así.

Se acerca el verano y comienza la temporada de pingüinos en Ushuaia. Justamente entre los meses de noviembre y abril la colonia de Pingüinos Magallánicos llegan a las costas del Fin del Mundo para comenzar a nidificar. Este periodo se extiende durante toda la temporada estival.

Durante el periodo de nidificación, ambos miembros de la pareja se hacen cargo de la incubación que dura 40 días. El nido lo realizan en cuevas y  luego de los 40 días, sólo suele sobrevivir un huevo, el cual los padres tienen que cuidar de los depredadores.

Sin dudas, el buen clima y los días largos y soleados son la excusa perfecta para visitar el Fin del Mundo y disfrutar de este momento mágico de la naturaleza.

A lo largo del Canal Beagle se pueden observar distintas colonias de pingüinos. Sin dudas, un viaje inolvidable ya que es muy interesante observarlos en su entorno natural.

La mejor manera de apreciarlos es realizar un navegación por el Canal Beagle que incluya una visita a la pingüinera.

Todas las navegaciones comienzan en el Puerto Turístico de Ushuaia desde donde se obtienen unas vistas increíbles de la ciudad y de los montes Olivia y Cinco Hermanos. Sin dudas, una postal inolvidable del Fin del Mundo.

Además de visitar la pingüinera, durante la navegación se realiza una parada en la isla de Los Lobos, donde se pueden observar muchísimos ejemplares de lobos marinos en su hábitat natural.

De camino, se visita, también, isla de Los Pájaros. Una isla única donde habitan los auténticos Cormoranes Magallánicos y Cormoranes Imperiales: un emblema de la naturaleza fueguina. Al navegar el Canal Beagle se puede observar el Faro Les Eclaireurs, el mítico faro del Fin del Mundo.

Finalmente, la pingüinera. Se encuentra en la isla  Martillo y aquí es posible observar la colonia de Pingüinos Magallánicos que nidifican durante la temporada estival. Los pingüinos suelen aproximarse nadando a la embarcación con mucha curiosidad. Sin dudas, un momento inolvidable que nos invita a tomar fotografías únicas.