¿Pensaste alguna vez cómo sería despedir el año en el Fin del Mundo? Sin dudas, celebrar las fiestas en la Patagonia es algo único. Es la oportunidad para hacer un balance del año rodeados de naturaleza, disfrutando de la calma y de la tranquilidad de Fin del Mundo y del bosque fueguino.

Ushuaia es una ciudad divina y para las fiestas su belleza se potencia. Decoraciones navideñas, días largos, atardeceres inolvidables y paisajes únicos. El Fin de Mundo es un lugar que apasiona y las fiestas son una excelente fecha para conocerlo.

A su vez, es una ciudad con una gran variedad de oferta gastronómica. Por eso, las fiestas son una excelente excusa para dejarse conquistar por el sabor de la centolla y de los frutos de mar.

Vivir fin de año en el Fin del Mundo no es algo que ocurre todos los días. Por eso, es una experiencia única, épica e inolvidable. La sola idea de despedir un año y comenzar uno nuevo mientras se navega el Canal de Beagle o se disfruta de los miradores de montaña estremece al corazón del viajero más experimentado.

“Ushuaia, fin del mundo, principio de todo”. Ese es el lema de ciudad y estamos seguros de que es así.