Qué ver en Ushuaia en invierno: 10 postales imperdibles

Qué ver en Ushuaia en invierno: 10 postales imperdibles

¿Ya planificaste tu próximo viaje durante la época invernal? El fin del Mundo tiene muchos secretos por descubrir, ¡y estamos dispuestos a deverlártelos! Por este motivo te compartimos 10 razones para conocer Ushuaia en invierno. Probablemente te ayudemos a decidir qué ver en Ushuaia en invierno.

  1. Canal Beagle

¿Alguna vez viste dos océanos unirse? Esa es uno de los atractivos de este mítico canal. Sus azules y cristalinas aguas bañan la costa sur de la isla grande de Tierra del Fuego. Constituye un importante ecosistema que alberga numerosa cantidad de especies marinas. Estas suelen avistarse con cierta facilidad, como es el caso de los lobos marinos, pingüinos y orcas.

  1. Faro Les Éclaireurs

Nuestro icónico guía de navegantes blanco y rojo se alza sobre un pequeño islote que lleva su nombre. Si bien no es posible acceder a la isla rocosa, nuestras embarcaciones se acercan lo suficiente como para admirarlo desde cerca. Una de sus funciones más importantes es la de postal imperdible para los visitantes del Fin del Mundo.

  1. El Tren del Fin del Mundo

Un hermoso recorrido por el Parque Nacional Tierra del Fuego.  El paisaje nevado enmarca sin igual el hermoso paseo creando imágenes soñadas. El tren recrea los últimos siete kilómetros del trayecto original, que transportaba a los presos  desde y hasta la cárcel del fin del mundo.

  1. Paso Garibaldi

Punto panorámico por excelencia. Desde este su mirador, ubicado a 450 metros sobre el nivel del mar, puede apreciarse la belleza natural de los lagos Escondido y Fagnano. Es el paso terrestre cordillerano más austral del mundo.

  1. Parque Nacional Tierra del Fuego

Esta reserva natural, con más de 68.000 hectáreas, es un espacio ideal para relajarse y disfrutar. Uno de los pocos parques nacionales que combina distintos tipos de paisaje. Encontrarás tanto la frescura del bosque y la inmensidad de los valles como hermosos lagos de origen glaciar y el aire marino de la costa oceánica.

Los paisajes más imponentes

  1. Laguna Esmeralda

Este hermoso espejo de agua de origen glaciar te hará suspirar. Se encuentra ubicada a 450 metros sobre el nivel del mar. Su belleza en invierno es única ya que se la puede contemplar congelada con el marco del glaciar Ojo del Albino.

  1. Glaciar Martial

En un trekking inolvidable, se asciende por sus más de 800 metros de altura.  La nieve del fin del mundo, famosa por su calidad, es ideal para practicar deportes de montaña como esquí, snowboard y esquí de travesía.

  1. Atardeceres

Estés donde estés en Ushuaia, el momento en que te sorprenda el atardecer será digno de admiración. Los colores del cielo le rinden un excelente homenaje  al nombre de la isla grande de Tierra del Fuego, por sus tintes rojizos y la textura de las nubes cuando reflejan este juego de luces. Probablemente, uno de los instantes más inolvidables.

  1. Ruta 3

Esta mítica ruta se extiende por más de 3000 kilómetros y en su recorrido une 5 provincias argentinas. Es así como finaliza su recorrido en Bahía Lapataia, en el parque nacional Tierra del Fuego.

  1. Bosque nevado

Este paisaje de ensueño te transportará a un escenario de cuento. Conocé sus añosos ñires y lengas, ubicados sobre las laderas montañosas de los andes fueguinos.

¡Esperamos haberte ayudado a decidir que ver en Ushuaia en invierno!

Flora y fauna en el Parque Nacional Tierra del Fuego

Flora y fauna en el Parque Nacional Tierra del Fuego

El Parque Nacional Tierra del Fuego es una reserva única y uno de los parques nacionales más increíbles de nuestro país. Está ubicado a tan sólo 10 kilómetros de la ciudad de Ushuaia y su acceso es sumamente simple y cómodo. Sin dudas, una parada obligada en tu viaje por el Fin del mundo.

El Parque Nacional Tierra del Fuego fue creado en  1960 con la intención de proteger la ecorregión de los bosques patagónicos. Actualmente 200 hectáreas de las 68.909 que conforman el parque están abiertas al público; El resto se conserva como reserva estricta.

El Parque nacional Tierra del Fuego es el único de Argentina que tiene montañas andinas, bosques, ríos, lagos originarios de glaciares y costa marina. Una diversidad única. Gracias a ello, ofrece muchas actividades y atractivos a sus visitantes: trekkings, zonas de camping, lagos, miradores y puntos de referencia histórica son solo alguno de los puntos recomendados.

Pero, a su vez, el Parque  es refugio y hogar de cientos de animales y especies patagónicas.

Biodiversidad en el Parque nacional Tierra del Fuego

Es el lugar ideal para los amantes de la naturaleza y de la observación de animales en su estado natural. Miles de viajeros visitan el parque año a año para realizar birdwatching y explorar de cerca de fauna patagónica.

El condor andino es el animal más típico y representativo de la región. Las alas de este animal pueden alcanzar una envergadura de hasta 3.3 metros por lo cual es un ave imponente que sorprende a todo aquel que la observa.

En lo que respecta a aves, el  fringilo patagónico, el rayadito, la cotorra austral (o cachaña), el pájaros carpinteros patagónicos, los zorzales y la ratona austral son protagonistas en el parque. Aquí también es posible observar el colibrí rubí, al picaflor más austral del mundo.

El zorro colorado es otro animal típico de la región y que se puede observar muy fácilmente en este Parque nacional de Ushuaia. Aquí también habita una especie única, el huillín, una rara especie de nutria nativa que se encuentra en peligro de extinción. En los arroyos se puede observar el Martín Pescador, truchas y el típico castor americano.

Tierra del Fuego

En cuanto a la vegetación y flora, la mayoría del Parque nacional Tierra del Fuego está constituido por bosque andino, bosque magallánico y bosque pre-antártico. Los árboles son protagonistas en el parque y las especies más características son la lenga, el ñirre, el coihue magallánico y el canelo. También, se pueden encontrar algunas delicadas especies de orquídeas y helechos.

La vegetación marina también es detacable. La zona se caracteriza por poseer bosques sumergidos de cachiyuyos gigantes, una alga de enormes proporciones.

En las zonas expuestas a nevadas y fuertes vientos, la vegetación es escasa pero en verano y primavera se torna súper verde y frondosa.