Etiqueta: Faro del Fin del Mundo

En 2020 se cumple el centenario de nuestro faro preferido. El ícono por excelencia de Ushuaia, el que aparece en todas las fotos de los viajeros que hayan navegado las aguas del Canal Beagle, sin excepción. Su nombre es Les Éclaireurs (los exploradores, en francés). Si su figura aparece en tus fotografías, estamos seguros de que visitaste Ushuaia. Este año celebramos su cumpleaños número 100.

De pioneros y exploradores

¿Por qué será que cuando hablamos de faros nos embarga cierta mística? Quizás sea porque también hablamos de las historias que estos faros iluminan. De los navegantes que llegan a un destino buscando nuevos horizontes y sientan sus bases creando comunidad. De aquellos que zarpan hacia tierras lejanas y vuelven, o quizás no. De pioneros y exploradores que por azar o a conciencia han llegado hasta aquí, surcando las gélidas aguas del fin del mundo. Y por qué no algún que otro náufrago también que decide plantar bandera.

La postal imperdible

El escenario es excepcional. El sólido islote rocoso en el que se erige el faro se encuentra emplazado sobre las calmas, cristalinas y azules aguas del famoso Canal Beagle. Los Andes fueguinos de la cadena Martial, por su parte, brindan un hermoso marco, creando la postal ideal para cualquier visitante. Si bien no se puede acceder a la isla, se puede llegar en varias navegaciones que se acercan lo suficiente como para apreciarlo en toda su magnitud.

¿Faro del fin del mundo?

A muchos les gusta nombrarlo como “Faro del Fin del Mundo”, y a muchos les gusta aclarar que no se trata de tal faro sino de otro. Ciertamente, suele confundirse con el faro inspirador de la renombrada novela de Julio Verne. Sin embargo, este se encuentra en las Islas de los Estados, a 300 kilómetros al este de Ushuaia. Para más datos, la novela se publicó después de la muerte de su autor, en 1905, mientras que nuestro faro empezó a funcionar en 1920. ¡Por eso estamos celebrando su centenario! Y por eso también, nunca podría haber sido el mencionado en esa historia.

Si bien Ushuaia ya era territorio nacional, al principio del siglo XX todo era aún bastante incierto por estas latitudes, todo estaba por construirse. Nunca sabremos si el faro Les Eclaireurs ha sido testigo de semejantes hazañas como las que describe el libro. Las historias de piratas con botines, exploradores, cuidadores del faro, goletas, tesoros y naufragios quedarán en la imaginación de cada uno. El escenario es, sin dudas, muy sugerente.

A la hora de describirlo, podríamos decir que tiene una torre ligeramente cónica de 11 metros de altura y 3 metros de diámetro. Se encuentra revestido con ladrillo pintado en tres franjas: roja, blanca y roja. Su linterna se encuentra a una altura de  22,5 metros sobre el nivel del mar y emite luz de color blanco y rojo a intervalos de 5 segundos. Es automático y está alimentado por paneles solares.

Con mucha felicidad, en diciembre contaremos sus primeros 100 años. Se trata de nada más y nada menos que 36.500 días, oficiando de vigía de navegantes de todo tipo y especie, lo que no es poca cosa.  Seguiremos dedicándole fotos y travesías, esperando que cuente muchos nuevos centenarios más.

Viajar al Fin del Mundo :La ciudad de Ushuaia es el ícono del Fin del Mundo, una ciudad romántica , pintoresca y maravillosa. Ushuaia, no sólo es la ciudad más austral del mundo sino, también, la puerta de entrada a La Antártida y a los increíbles paisajes patagónicos.

Ushuaia y el Fin del Mundo enamoran a todos los viajeros que pasan por aquí. La naturaleza se muestra en estado puro ofreciendo todo el confort y calidad para quienes visitan la región. Sea en invierno o en verano, Ushuaia es inolvidable.

Conocer el Fin del Mundo no es sólo un viaje más. Es navegar el Canal del Beagle, llegar al mítico Faro Les Éclaireurs, es subirse al Tren del Fin del Mundo y explorar a fondo el Parque Nacional Tierra del Fuego.ExcViaje por el Tren de los presos en invierno

 

Ushuaia está repleta de actividades y excursiones para realizar en familia, en pareja, con amigos o en solitario. Acá te damos algunas ideas para explorar el Fin del Mundo.

¿Aún no te decidiste a viajar al Fin del Mundo? Te damos más razones:

3 razones por las que vale la pena conocer el Fin de Mundo:

  1. Conocer la historia de sus primeros habitantes y colonos

El Fin del Mundo es mucho más que paisajes maravillosos. Es, también, la historia de sus primeros habitantes y de los colonos europeos que llegaron a poblar la tierra.

La historia de Ushuaia es conmovedora y se puede palpar y conocer en el MUSEO DEL FIN DEL MUNDO.

Si nos remontamos bien atrás en el tiempo, para comenzar la historia debemos hablar de los primeros pobladores de la ciudad y de sus culturas originarias.

En el siglo pasado conoceremos la historia de los primeros colonos que vinieron aquí a explotar las zonas y de los presidiarios de la famosa cárcel del Fin del Mundo. La historia de Ushuaia no tiene desperdicios. Ademas, tanto las estancias europeas como el presidio se pueden visitar.viajar al Fin del Mundo

  1. Paisajes únicos y maravillosos:

Zona de bosques tupidos, lagos, glaciares, bahías, montañas, picos nevados, y playas solitarias… La provincia de Tierra del Fuego no tiene desperdicio. Aquí la naturaleza patagónica se luce con sus mejores colores y paisajes.

Sea la inmensidad del Lago Fagnano, el Canal Beagle o los senderos de bosque patagónico, la naturaleza es la principal razón para visitar el Fin del Mundo.

viajar al Fin del Mundo

  1. Sentirse, realmente, en el Fin del Mundo

 Ushuaia, es un lugar único en el mundo, y eso se siente en la atmósfera. Viajar al Fin del Mundo estremece hasta el viajero más experto.

Este es el Fin del Mundo y eso se respira en el aire.

Faro del Fin del Mundo

El Faro Les Eclaireurs ( “los iluminadores” ) guía a los navegantes desde 1920 y tiene una ubicación privilegiada: se lo puede ver al navegar el canal de Beagle. Es una construcción de ladrillos de once metros de altura y tres de diámetro. Lo visten franjas rojas y blancas que lo destacan en un escenario rocoso de color verde-grisáceo.

Faro Les Eclaireurs
Faro Les Eclaireurs

Su funcionamiento es remoto y utiliza paneles solares. No se puede desembarcar en la isla ya que no es abierta al público. Pero desde el barco se puede ver la fauna local que lo acompaña: cormoranes y lobos marinos lo visitan a diario y descansan en sus rocas.

Este faro habita uno de los islotes frente a las costas de la Bahía de Ushuaia. Suele ser confundido con “El Faro del fin del mundo”, quien se hiciera conocido a partir de la novela de Julio Verne. Pero el escritor se refería a aquel que está erguido en la Isla de los Estados, alejado varios kilómetros de la ciudad.

Navegando el Canal de Beagle
Navegando el Canal de Beagle

¿Cómo visitar el Faro Les Eclaireurs?

Conocerlo es fácil: Tolkeyen te ofrece diferentes opciones para que navegues el Canal de Beagle y conozcas este icono turístico de Tierra del Fuego:

Visita a la Isla de Lobos
Visita a la Isla de Lobos